Únase a nosotros / ¿Quieres reflexionar el evangelio?

PASOS A SEGUIR PARA REFLEXIONAR CON LA PALABRA DE DIOS:

1-Para reflexionar el siguiente texto tendremos que leer sin prisa y muy atentamente la cita bíblica.

2- Luego de leer la cita, ubicarse en el lugar, el tiempo, las costumbres del momento en que sucedió el hecho contado en la cita bíblica. Es lo que llamamos Ambientación.

3- Por último, leer las preguntas presentadas y reflexionar cada una de ellas en base a lo que a cada uno le dice la cita y hacer un propósito.


                                                              Cristo verdadero tesoro - Evangelio según San Mateo 6,16-23

"Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno sea visto, no por los hombres, sino por tu Padre que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. «No os amontonéis tesoros en la tierra, donde hay polilla y herrumbre que corroen, y ladrones que socavan y roban. Amontonaos más bien tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que corroan, ni ladrones que socaven y roben. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón. «La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará luminoso; pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará a oscuras. Y, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué oscuridad habrá!"


Ambientación de la cita evangélica

Jesús continúa exponiendo diversas enseñanzas desde el punto de vista de la perfección de la Ley Judaica. En esta oportunidad habla del espíritu cristiano haciéndolo desde el ayuno.

Los judíos tenían un ayuno obligatorio en el día del Kippur, día del ayuno por excelencia, pero había también otros ayunos que fueron agregándose, así por ejemplo el del día 9 del mes de Ab, en recuerdo de la toma de Jerusalén por los caldeos, otros, por ejemplo, para obtener lluvia y que eran impuestos por el Sanedrín (La autoridad). Además de estos, personas piadosas y las más celosas ayunaban dos veces por semana.

En los días severos estaba prohibido saludar y por eso se caminaba con la cabeza baja y a veces velada. En otros ayunos secundarios se prohibía trabajar, ungirse con perfumes y llevar calzado. Además, algunos hombres que querían demostrar que estaban ayunando se ensombrecían la cara y se presentaban tristes.

Ante este cuadro Cristo presenta el espíritu del ayuno y lo hace exponiendo a la manera oriental el extremo contrario, por eso les dice que cuando ayunen se perfumen, se laven la cara y tengan apariencia de fiesta, que los hombres no vean que ayunas y tengan su recompensa. Esto no quiere decir que materialmente lo hagan así, ni que los hombres tampoco lo vean, sino que, siguiendo la forma usada en el Sermón del Monte, en donde se incluye este evangelio, dice cuál ha de ser el espíritu que llevará el cristiano cuando ayune.

Luego Cristo pasa a exponer una serie de temas preferentemente morales: la actitud del cristiano ante diversas situaciones, como la que plantea hoy: en esa época las casas generalmente eran pobres, hechas de argamasa y barro; los hombres guardaban en cofres y arcones: telas, trajes, tejidos valiosos; también en lugares disimulados de las casas escondían cosas valiosas: monedas, joyas, alimentos, granos, etc. Todo era guardado con esmero, pero estaban expuestos a la destrucción y a la pérdida, por eso utiliza el ejemplo de la polilla o el herrumbre a los que agrega la posibilidad del robo debido a la gran inseguridad que ofrecían las casas de la época.

Pero Jesús quiere elevar ese pensamiento, que diríamos de utilidad material, al pensamiento de la seguridad de atesorar valores en el cielo.

Así en Salmos del rey Salomón leemos: “El que obra la justicia atesora vida para sí mismo junto a Dios”.


Preguntas para reflexionar

1- ¿Vive feliz el que pone su amor en los bienes terrenales? Si-No- ¿Porqué?

2- ¿Hemos logrado poner nuestro corazón en Dios? ¿Cómo?

3- ¿Qué hacemos para decirle a los demás que ésta es la manera de vivir feliz?