Únase a nosotros / ¿Quieres reflexionar el evangelio?

PASOS A SEGUIR PARA REFLEXIONAR CON LA PALABRA DE DIOS:

1-Para reflexionar el siguiente texto tendremos que leer sin prisa y muy atentamente la cita bíblica.

2- Luego de leer la cita, ubicarse en el lugar, el tiempo, las costumbres del momento en que sucedió el hecho contado en la cita bíblica. Es lo que llamamos Ambientación.

3- Por último, leer las preguntas presentadas y reflexionar cada una de ellas en base a lo que a cada uno le dice la cita y hacer un propósito.


             

Reconocer los ataques del demonio

Pero algunos de ellos dijeron: «Por Beelzebul, Príncipe de los demonios, expulsa los demonios.»

Otros, para ponerle a prueba, le pedían una señal del cielo.

Pero él, conociendo sus pensamientos, les dijo: «Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y casa contra casa, cae.

Si, pues, también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo va a subsistir su reino?.. porque decís que yo expulso los demonios por Beelzebul.

Si yo expulso los demonios por Beelzebul, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos serán vuestros jueces.

Pero si por el dedo de Dios expulso yo los demonios, es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios.

Cuando uno fuerte y bien armado custodia su palacio, sus bienes están en seguro; pero si llega uno más fuerte que él y le vence, le quita las armas en las que estaba confiado y reparte sus despojos.»

«El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama.

«Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda vagando por lugares áridos, en busca de reposo; y, al no encontrarlo, dice: "Me volveré a mi casa, de donde salí."

Y al llegar la encuentra barrida y en orden.

Entonces va y toma otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí, y el final de aquel hombre viene a ser peor que el principio.» Lc. 11,15-26

Ambientación de la cita bíblica:
La gente se admiraba de Jesús cuando expulsaba el demonio del cuerpo de una persona muda, y hablaba o de otra persona sorda, y , escuchaba.
Los escribas no desaprovechan la oportunidad de decirle algo a Jesús y le dijeron: Que si podía hacerlo era porque Beelzebul estaba en Él.
Beelzebul era una divinidad cananea tenida por el príncipe de los demonios, Señor del estiércol.
Jesús les pregunta entonces, como es posible que Satanás pueda echar por su mano a Satanás. Todo reino dividido por luchas internas se arruina y se desploma. Por eso después aclara que el que no está con Él está en su contra, es decir está con el demonio y por consiguiente el que no junta desparrama.
Compara después al demonio con un bandido perseguido por la policía que cuando es expulsado del alma por la conversión de un pecador éste espíritu impuro va a ocultar su vergüenza en lugares desiertos pero como no encuentra reposo, porque no encuentra con quien desquitarse prefiere volver a la casa de donde fue echado y cuando empieza a rondar en torno a ella la ve distinta: limpia, ordenada ( por la Gracia) y si ve que el convertido no es vigilante planea saltearle y para asegurarse el éxito va en busca de siete espíritus aún más perversos que él y se asocia, y juntos someten al hombre a toda clase de tentaciones. Si está desprevenido y débil y deja que entren en su alma, causan estragos mucho peores que el primer pecado.
Eso les sucedió a la generación de judíos que veían como Él había venido a traer la luz y expulsaba los espíritus malos; pero luego, cuando se dejaban atrapar nuevamente fueron capaces hasta de llevar a Jesús a la cruz.

Preguntas para reflexionar:
*¿Qué se piensa sobre el demonio?
*¿Qué situaciones reconociste como provocación del demonio? ¿Qué importancia le diste? ¿O las ignoraste?
*¿Cómo y con qué luchas cuando quieres librarte de sus ataques?