Únase a nosotros / ¿Quieres reflexionar el evangelio?

PASOS A SEGUIR PARA REFLEXIONAR CON LA PALABRA DE DIOS:

1-Para reflexionar el siguiente texto tendremos que leer sin prisa y muy atentamente la cita bíblica.

2- Luego de leer la cita, ubicarse en el lugar, el tiempo, las costumbres del momento en que sucedió el hecho contado en la cita bíblica. Es lo que llamamos Ambientación.

3- Por último, leer las preguntas presentadas y reflexionar cada una de ellas en base a lo que a cada uno le dice la cita y hacer un propósito.


                                                                     Aprender a amar   

                                                         San Mateo  22,34-40

En aquel tiempo, los fariseos, al oír que había hecho callar a los saduceos, se acercaron a Jesús y uno de ellos le preguntó para ponerlo a prueba: Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley? Él le dijo: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser." Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo." Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas.       


                                                    Ambientación a la cita evangélica

Se encontraba Jesús predicando en el templo de Jerusalén. Acababa de hablarles a un grupo de saduceos que habían tratado de confundirlo pero que después de escucharlo se habían retirado maravillados. Es entonces cuando se acercan los fariseos.

Los fariseos eran una secta de judíos, que observaban la Ley escrupulosamente, pero con un excesivo apego a la tradición oral de sus doctores, y que como resultado daba un culto exagerado y lleno afectaciones.

La libertad de Jesús respecto de la Ley y su trato con los pecadores suscitó entre los fariseos gran oposición. Pero Cristo encontró amigos entre ellos y hasta los apóstoles encontraron en ellos también aliados contra los saduceos. No se puede negar el celo y la rectitud, en ciertas ocasiones, de los fariseos. Hasta Pablo se enorgullece de su pasado fariseo.

Por otro lado, los saduceos, en reacción contra los fariseos, negaban toda tradición que no fuera la ley escrita. Eran menos piadosos y estaban interesados en la política. Este grupo estaba formado principalmente por sacerdotes y parte de la aristocracia y precisamente por ser excesivamente apegados a la ley escrita y tan conservadores no creían en la resurrección de los muertos y las interpretaciones rabínicas de la Ley.

Con respecto a la Ley, se trata de la Ley Mosaica la ley que Dios dictó a Moisés en el Monte Sinaí. Esta Alianza del Sinaí compromete a todo el pueblo que recibe una Ley: el Decálogo y el código de la Alianza. Esta ley con sus aplicaciones posteriores se convertirá en la Carta del judaísmo, la Alianza hará a Israel un pueblo consagrado y santo (según las escrituras). En su forma original debía consistir en una serie de diez fórmulas breves, rítmicas y fáciles de retener. Luego siguió su transmisión oral y se le incluyeron algunas ampliaciones. Abarca el campo de la vida religiosa y moral. El Decálogo es el núcleo de la Ley Mosaica.

Los fariseos distinguían 613 preceptos de los cuales 365 eran prohibitivos.

Es entonces que Jesús les habla del Mandamiento principal y Mayor de esos. Estos dos preceptos del amor a Dios y al prójimo se hallan también unidos en Didaje. La Didaje es un escrito postbíblico del siglo II dc que también es conocido como Doctrina de los Apóstoles donde se explica la ética y la moral. Contiene formas de reglas litúrgicas, una fórmula comunitaria de la confesión de los pecados, se habla también de la importancia que debía dárseles a los profetas. Tiene frases llenas de esperanza de sentido escatológico.

Es a través de la Didaje que nos llega la doctrina de los Dos Caminos, el del bien y el del mal, que el hombre debe elegir y que es un tema antiguo y difundido en el judaísmo.


Preguntas para reflexionar:

* ¿Qué es amar?

* Al hombre de hoy ¿Qué le interesa más: amarse o amar a los otros? ¿Porqué?

* ¿Amamos más nuestro interés, o la necesidad del otro?

* ¿Vivimos ese amor al prójimo? ¿Cómo lo demostramos?